Ambiente preparado para niños (Montessori)

Hace un tiempo hice el curso Montessori en el hogar que nos llevó a realizar algunos cambios en nuestra casa para preparar el ambiente y que tuviera más en cuenta las necesidades de nuestros hijos.

(Puedes ver mi reseña sobre el curso AQUÍ)

En este post os voy a enseñar fotos de cómo tenemos todo y explicaros un poco las necesidades que tienen los niños y que deben tener en cuenta los diferentes espacios de nuestro hogar.

Se trata, en definitiva, de poner a su alcance todo aquello que necesiten para que ganen autonomía y libertad.

La verdad es que muchas de las cosas que os voy a mostrar ya estaban así en mi casa antes de comenzar los cambios. Hacía tiempo que habíamos puesto un perchero a su altura, un cajón de la cocina para ellos… Pero terminaba todo siendo un desorden absoluto.

Así que este curso nos ha servido sobre todo para reorganizar. Y claro, para eso hay que terminar de poner todo patas arriba y empezar a ordenar. Y la verdad es que eso nos ha llevado su tiempo.

Si me sigues en Instagram ya habrás visto las fotos que he ido colgando de cómo estaban algunos espacios antes del cambio.

(Me gustaría tanto que me siguieras, que te dejo AQUÍ un enlace a mi perfil).

Lo que vas a ver a continuación NO es una casa espectacular con muchas ideas chulas y especializada en la filosofía Montessori. Es mi casa, la de una familia normal con ideas al alcance de cualquiera.

Cocina

Es importante dejar que los niños ayuden a preparar la comida (les encanta, aprenden muchos conceptos diferentes y les ayuda a comer mejor). Además, ellos pueden ser capaces de preparar sus propios tentempiés si dejamos a su alcance todo lo que necesitan.

Nosotros tenemos un cajón bajo de la cocina donde tenemos comida que pueden coger. Además, tienen un cajón con sus platos, cubiertos, vasos,…

Mi peque grande tenía la costumbre de subirse a la encimera para coger de la repisa de la campana algún juguete que poníamos ahí por tener piezas muy pequeñas (y además con la pequeña rondando por casa y metiéndoselo todo a la boca). Después de decirle mil veces que ahí no podía subirse, me di cuenta que esta era la ocasión perfecta para cambiar: la responsabilidad era nuestra, él no veía el peligro, así que los metimos en una caja (como si fuera una cesta de tesoros) y los cambiamos de sitio. Y se acabó el conflicto.

Comedor

Mi pequeña tiene una trona evolutiva que se regula en altura. Pero nuestra mesa es muy alta como para que suba y baje sola. En cuanto pueda subirse sola a una silla normal, le compraremos el cojín alzador como el que tiene mi peque grande, que además ocupa mucho menos.

Por cierto, si te interesa el cojín alzador, te dejo un enlace afiliado de Amazon (de esos que a ti te cobran exactamente lo mismo pero yo me llevo un pequeñísimo porcentaje). El enlace es al que compré yo:


Además tenemos unas sillas pequeñas que les encanta poner en la mesa baja del salón. Y una mesa con sus sillas del Ikea que nos vale tanto para el jardín como para dentro de casa.

Salón

Esto ha sido lo que más nos ha costado ordenar. Tenían unas cajas con juguetes que ya ni entraban dentro (tienes una foto en Instagram, así que te vuelvo a dejar el enlace a mi pefil y, de paso, me puedes seguir…). Compramos un mueble del Ikea y organizamos las cajas clasificando algunos de los juguetes: plastilina, playmóbil, encajables… Los demás juguetes los hemos guardado en un arcón con la idea de rotarlos dentro de un tiempo.

Además, hemos reordenado los cuentos y también organizado todas las pinturas en una caja con libros para colear al lado. Me encantaría que tuvieran un rincón del arte, imagino que algún día nos lanzaremos a crearlo (quizás con la peque un poquito mayor). Lo que sí que tenemos (aunque no en el salón) es una pizarra puesta a su altura que da mucho juego.

Habitación

No tenemos una típica habitación Montessori porque practicamos el colecho (te dejo aquí un enlace por si quieres leer cómo empezamos a hacerlo).

Su habitación no tiene camas y la utilizamos como otro espacio de juego (he quitado muchos de los juguetes y la mayoría de los peluches, puedes verlo en Instagram, enlace aquí).

Además de tener su ropa en los cajones de la cómoda a los que llegan perfectamente, he cambiado de sitio la ropa de mi peque grande para que llegue solo y pueda elegir con más autonomía qué ponerse. También hemos añadido un cesto de la ropa sucia en su habitación.

Baño

No tenemos nada especial. En el Ikea tienen un accesorio para colgar todos sus útiles de aseo a su altura. En nuestro caso, mi peque grande es lo suficientemente alto como para llegar sin ayuda.

Tenemos un alzador en el baño, pero la verdad es que lo mueve por la casa si lo necesita, no es específico del baño. Tampoco es una torre Montessori, pero es mucho más barato. Te dejo el enlace afiliado de Amazon del que compramos nosotros (con dos niños pequeños me resulta más cómodo comprar las cosas así…)


Recibidor

Ya lo teníamos así y la verdad es que me parece que es muy bueno para ellos que tengan un sitio donde dejar su abrigo y sus zapatos.

Jardín

Tenemos la gran suerte de tener un jardín. Y más suerte aún de que les regalaran una casita de madera en la que les encanta estar. Merece la pena que puedan tener un espacio que invite tanto a jugar con la fantasía (en ikea venden unas tiendas preciosas que pueden servir para lo mismo).

Otra de las cosas buenas que tiene el jardín son las plantas. Mi peque grande es el encargado de cuidar de una planta de flores que, por supuesto, está en su casita. Tenemos también una planta de fresas y un grosello que regamos juntos, pero que los frutos se los comen ellos…

Te propongo que hagas algún cambio en tu casa que le permita a tu hijo ganar autonomía: le regalarás confianza y seguridad en sí mismo. Y espero que nos lo cuentes en los comentarios de este post o de las fotos de Instagram.

Si quieres ver más ejemplos de casas de mamás normales con ambientes preparados para los niños, te dejo AQUÍ un enlace de Mecachis Mamá.

(Si conoces más, te agradezco que dejes en enlace en los comentarios para que podamos verlo).

Puedes ver AQUÍ el Curso de Montessori en el hogar de la Escuela Bitácoras que me ha enseñado a hacer todos estos cambios. O pasarte primero por AQUÍ para ver mi reseña del curso y saber mucho más sobre él.

¿Te animas a llevar Montessori a tu vida conmigo?

3 comentarios

  1. ¡Gracias por dejar enlace a mi entrada! Lo raro es que no recibí notificación y normalmente la recibo cuando alguien de WordPress pone enlace a mi blog. No sé por qué pasa, pero me pasa igual con los comentarios en tu blog, tampoco recibo notificación cuando respondes a mis comentarios (por eso a veces tardo en enterarme, tengo que entrar y ver si hay respuesta).

    • Quizás porque tú estás en WordPress.com y yo en WordPress.org que te permite tener un dominio propio. Al final son dos “plataformas” distintas.
      De todos modos, tampoco has tardado mucho en enterarte porque lo publiqué anoche ????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *