Qué son los juguetes Montessori y cuáles son sus ventajas

Cuando regalamos un juguete a nuestros hijos, intentamos buscar aquel que creemos que más les va a llamar la atención. Pero me gustaría proponeros que vayáis más allá y elijáis un juguete que les aporte mucho más: un juguete Montessori.

¿Qué es la filosofía Montessori?

La filosofía Montessori es un método educativo que se caracteriza por potenciar que el niño aprenda por sí mismo y desarrolle su autonomía en todos los ámbitos.

Se basa en el respeto hacia el niño y en permitir que experimente con libertad para que su mente absorbente pueda desarrollar todo su potencial.

Para ello es esencial que el niño se encuentre en un ambiente preparado que sea seguro, que tenga en cuenta sus necesidades y que le ofrezca las herramientas necesarias para llevar a cabo su desarrollo emocional e intelectual.

Para la filosofía Montessori el juego es un pilar fundamental para el desarrollo del niño: el niño aprende jugando. Por ello podemos encontrar un gran variedad de juguetes que destacan por su calidad.

¿Cómo son los juguetes Montessori?

Son juguetes hechos con materiales naturales (madera, algodón,…) puesto que la filosofía Montessori da mucha importancia a que el niño esté en contacto con la Naturaleza. Además, el hecho de que estos materiales cuiden el medio ambiente (son naturales, reciclables, biodegradables y sostenibles) permite ofrecer al niño una importante educación en valores.

Todos los juguetes Montessori tienen además una doble función: por un lado son un juguete que entretiene y divierte al niño. Pero, además, son juguetes pensados para estimular un aprendizaje. (Por ejemplo, con la Torre Rosa Montessori los niños pueden jugar a construir una estructura y, a la vez, asimilar un aprendizaje matemático).

Por ello, los juguetes Montessori ponen su énfasis en potenciar alguna de las áreas del desarrollo esenciales para esta filosofía: área de la vida práctica, área sensorial, área relacionada con la lectura, área relacionada con las matemáticas.

Además, podemos encontrar diferentes tipos de juguetes Montessori: juguetes desestructurados, de expresión artística, de investigación científica, de vida práctica, de lógica, musicales, de motricidad fina, de exterior, de mesa, sensoriales o de juego simbólico.

¿Qué logran los juguetes Montessori?

Suponen una gran ayuda en la autonomía de la educación del niño ya que estimulan diferentes áreas del desarrollo.

A través del juego los niños mejoran sus capacidades cognitivas: activan la concentración, trabajan la lógica y conocen el mundo que les rodea. A través del juego los niños descubren, investigan, reflexionan, prueban…

Desarrollan asimismo la competencia emocional: exploran sus emociones, exteriorizan sus temores, identifican sus sentimientos, aprenden a ser pacientes, resolutivos, empáticos y a tolerar la frustración.

El juego les permite también aprender habilidades sociales puesto que interiorizan normas, respetan turnos, gestionan derrotas y victorias y resuelven conflictos.

Otra área que los juguetes Montessori potencian es la de la expresión artística puesto que fomentan la creatividad y prestan una atención especial al desarrollo sensorial.

Además, cuando un niño juega realiza también una actividad física por lo que desarrolla destrezas y habilidades en relación a su motricidad fina y / o gruesa.

¿Dónde encontrar juguetes Montessori?

Lo más fácil es que los encuentres en tiendas especializadas en juguetes educativos, respetuosos y de alta calidad. No es fácil encontrarlos en una tienda física, pero sí puedes hacerlo a través de Internet.

Un sitio donde puedes encontrar este tipo de juguetes es en Veobio.es . Te dejo su selección de Juguetes Montessori AQUÍ y te recomiendo que le eches un especial vistazo a los bloques sensoriales, las Crayon Rocks o el telar (personalmente me encantan).

A tener en cuenta:

Cuanto menos haga un juguete, más hará el niño puesto que será él el que lleve la iniciativa del juego (en oposición a aquellos juguetes que sólo ofrecen una posibilidad de entretenimiento). Aunque otro tipo le llame más la atención al principio, su interés se perderá antes puesto que habrá agotado las posibilidades de juego.

– Para fomentar la autonomía del niño a través del juego debes dejar que sea él el que lleve la iniciativa.

– Ofrece juguetes consecuentes con su nivel de desarrollo y con el período sensible en el que se encuentre. Observa el juego del niño: qué le gusta, qué necesita, en qué momento de su desarrollo está. No intentes que aprenda algo para lo que no esté preparado.

Déjale siempre que juegue. El juego no es un capricho, es una necesidad. No olvides que un niño jugando es feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *