Disciplina Positiva

La Disciplina Positiva es una manera de educar basada en la comunicación respetuosa, la empatía y la conexión con los niños.

Es una metodología que me atrae mucho y que me parece que, más allá de la teoría, ofrece herramientas para poder mejorar las relaciones con los hijos.

Por eso he realizado un curso de Disciplina Positiva que ofrece la Escuela Bitácoras y que imparte Bei de Tigriteando. Quiero compartir mi experiencia y contaros un poquito de qué va para que sepáis si estáis interesados en profundizar en él.

Para ello os hablaré de qué trata el curso, cómo se realiza el mismo y mi opinión sobre él. Os dejaré al final los enlaces para acceder y un código de descuento por si os interesa hacerlo.

Contenidos del curso

El curso tiene 15 lecciones.

La primera es una presentación de Bei en la que explica quién es y por qué empezó con la Disciplina Positiva.

Después comienza con contenidos teóricos para irse centrando en cómo aplicar esa teoría mediante una serie de herramientas prácticas; y, finalmente, se habla de recursos de Disciplina Positiva y bibliografía relacionada para ampliar conocimientos. Voy a hablar un poquito de cada una de las lecciones.

2. ¿Qué es la Disciplina Positiva?

Esta lección ofrece un primer acercamiento a una forma de educar respetuosa que es revisada científicamente (dato relevante para los incrédulos) y con la que hay un mejor comportamiento de los niños, un mejor desempeño académico y una mayor conexión familiar.

Me quedo además con una frase (de María Teresa de Calcuta) que todos deberíamos tener siempre presentes:

No te preocupes si tus hijos no te escuchan, te están observando todo el tiempo”.

3. ¿Qué deseas para tus hijos?

Debemos reflexionar si la manera en la que educamos a nuestros hijos de verdad se corresponde con el adulto que queremos que sean. Lo normal es que tengamos “retos diarios” (la comida, el baño, recoger juguetes, llegar a tiempo…) que debemos ver como oportunidades para trabajar con ellos valores y actitudes más que como batallas que librar. Nuestros hijos no son el enemigo: son nuestro aliado.

4. Conoce tu cerebro y cuídalo

Explica cómo el desarrollo del cerebro del niño influye en que no sepa gestionar las emociones y necesite que le ayudemos a controlarlas, o por qué un niño pequeño no entiende la relación causa – efecto.

Pero, además, habla de dos cuestiones imprescindibles: el autocuidado (cuidarnos para poder cuidar) y el tiempo fuera positivo (un espacio donde el adulto o el niño puede acudir para relajarse e intentar recuperar la calma).

Los niños se portan mejor cuando se sienten mejor” (James Nelsen)

5. La creencia detrás de la conducta

Esta lección se centra en la “lógica privada” de los niños: son buenos percibiendo pero no interpretando, lo cual les lleva a tener unas creencias equivocadas según las que toman decisiones.

Estas metas equivocadas explican las creencias que hay detrás del comportamiento de los niños. Además, Bei aporta un pdf detallado donde se explican cada una de ellas. Una vez que sepamos cuál es la meta equivocada del niño podemos suavizarla según lo que necesite (con la ayuda de la tabla de recursos que contiene el pdf).

6. Límites y consecuencias

El límite es la intervención del adulto para impedir que suceda algo. Hay diferentes formas de llegar a ellos: a través de los castigos y los premios o a través de las consecuencias naturales y lógicas. Además de explicar las diferencias, las características y lo que realmente supone cada uno de ellos, se propone el enfoque de soluciones como el camino más respetuoso.

Me encanta la frase de Bei que resume muy bien todo este punto de vista:

¿Buscas un culpable o buscas una solución?”

7. Herramientas I: Acuerdos

Los acuerdos son una forma de fijar límites desde una relación horizontal con los niños.

El mejor sitio para hacerlo es en la reunión familiar. En esta lección se explica la estructura que tienen estas reuniones y cómo llevarlas a cabo.

Además, también se habla de la rueda de opciones y del cuadro de rutinas como herramientas para llevar a cabo estos acuerdos.

8. Herramientas II: Conexión

Esta lección de Disciplina Positiva se centra en la importancia de la comunicación respetuosa.

Para mantener la conexión con los niños, Bei habla de aproximadamente unas 50 herramientas que nos pueden ser útiles, como por ejemplo: escuchar de forma activa, tener sentido del humor y relativizar, ser amables y firmes, conectar antes que corregir, mantener el contacto visual, usar señales no verbales, alentar en vez de elogiar o dedicar tiempo especial a la familia.

9. Conflictos entre hermanos

Cada hermano suele tener un rol dentro de la familia, una forma diferente de sentir que pertenece a ella. Nosotros debemos hacerles sentir que, pese a sus diferencias, están en el mismo barco.

Hay dos dinámicas muy bonitas que se explican en esta lección, aunque una de ellas me ha cautivado especialmente: se trata de explicar a tus hijos con una vela cómo tienes suficiente amor para todos. (Me gustaría elaborarla un poco más y personalizarla; cuando me anime a ello os la contaré).

10. Retos 0 – 3 años

Los niños en esta edad son pura emoción y están muy conectados a nosotros. Debemos tomar decisiones por ellos pero dejándoles su autonomía.

A lo largo de esta lección de Disciplina Positiva se explican herramientas últiles en esta etapa, como son: distracción y redirección, ofrecer opciones limitadas o invitar a la cooperación.

11. Retos 3 – 6 años

Al igual que en la lección anterior, se explican herramientas útiles para esta edad, como son: comprobar en vez de suponer, expresar lo que necesitas o negociar acuerdos.

Además, para las dos etapas, se recomienda evitar el uso del “No”, que hace que precisamente nos centremos en lo que se niega. Una manera de hacerlo es diciendo precisamente lo que sí hay que hacer.

12. Recursos de Disciplina Positiva

En esta ocasión la explicación se centra en Recursos mediante los cuales podemos trabajar la metodología de la Disciplina Positiva para la gestión de emociones.

Enseña un montón de cuentos con ilustraciones preciosas con los que poder trabajar la autoestima, la confianza en sí mismos, la aceptación de todas las emociones. (Estoy deseando tener una excusa para comprar algunos de ellos).

También muestra algunos juegos de mesa cooperativos. Uno de ellos es “Emotio” , con el que los niños pueden aprender emociones a la vez que juegan.

13. Bibliografía

Hay muchos libros con los que profundizar en la Disciplina Positiva. Si quieres empezar por uno, el libro clave es “Cómo educar con firmeza y cariño”, del que te dejo un enlace:

14. ¿Qué hacer ahora?

Tal y como explica Bei, cambiar tu forma de educar supone un cambio gradual parecido a montar en bicicleta: primero sabes que quieres hacerlo; después lo intentas, pero te resulta complicado; luego comienzas a saber hacerlo, aunque te cuesta; y por último lo haces sin pensar.

15. Conclusiones

Para terminar, se hace un resumen de lo que supone la Disciplina Positiva y de lo que todo niño debería sentir: amor incondicional. Yo me quedo, como resumen, con una de sus frases:

No queremos niños dóciles sino niños que van a cambiar el mundo”

Cómo se realiza el curso

Sólo tienes que comprarlo en la Escuela Bitácoras y tendrás acceso a él para siempre.

Son 15 vídeos que duran en total algo más de 3 horas. No tienes horarios y lo puedes ver todas las veces que quieras.

Puedes parar y tomar apuntes; o puedes verlo en familia o primero tú y luego tu pareja, lo que facilita mucho que ambos padres estén en sintonía a la hora de educar. Incluso puedes regalárselo a alguien.

Opinión personal

El formato es muy bueno ya que es muy cómodo de ver. Además, el precio es muy asequible teniendo en cuenta lo que suelen valer estos cursos.

En cuanto a la forma de explicar, no hay contenido no relevante; no sobran ni los ejemplos. Es una explicación amena y cercana, que para nada resulta pesada.

El curso es ideal para un primer acercamiento a la Disciplina Positiva. Tiene mucha teoría y muchas cuestiones prácticas, tendrás material de sobra para trabajar y comenzar un cambio.

Sin embargo, si ya conoces mucho esta metodología, te recomendaría que mejor te unieras a algún grupo de trabajo de Disciplina Positiva.

También me parece un buen curso para regalar: estarás dando un regalo para todos los miembros de la familia.

No lo olvides:

Si te interesa el curso, tengas en cuenta que puedes tener un descuento si introduces el código “miregazo”:

Puedes acceder al curso y ver más información de él AQUÍ

También he realizado el curso de Montessori en el hogar en la Escuela Bitácoras al que puedes acceder AQUÍ o ver mi reseña sobre el curso.

Por si no lo sabes, hay un pack que engloba el curso de Montessori en el Hogar y el de Disciplina Positiva con un precio especial. Puedes verlo AQUÍ

Además, en la Escuela Bitácoras hay más cursos sobre crianza que te pueden interesar. Si les echas un vistazo, me encantaría saber cuáles harías.

¿Y a ti? ¿Qué te parece? Deja tu opinión en los comentarios. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *