Dormir a tu lado

Lo pienso cada noche, mientras huelo tu pelo y te acaricio con mi nariz suavemente, con cuidado de no despertarte. Ronroneo con tu calor, con el placer de estar a tu lado. Y me duermo con la seguridad de estarte cuidando. Algún día dejarás mi cama. Irás dando pequeños saltitos…

Leer más