No lleves a tu hijo enfermo al colegio

Es bastante habitual encontrarse a niños que van enfermos a clase. ¿Es realmente necesario que lo hagan? ¿Sabemos cuáles son las consecuencias?

Cuando llevo a mi hijo al colegio, me sorprenden los comentarios de otras madres o padres que explican lo malo que está su hijo, la de veces que ha vomitado, la tos y los mocos que tiene,… mientras le ven entrar en clase.

Como profesora lo he visto muchas veces: niños que se encuentran tan mal, que no son capaces de atender, que solo desean que termine ya la mañana y poder volver a casa.

A veces los padres ponen el límite en la fiebre: si tienen, se quedan en casa. Sin embargo, yo soy capaz de encontrarme muy mal sin necesidad de que me suba la temperatura.

Como madre y como profesora opino lo mismo: no lleves a tu hijo enfermo a clase.

Un niño enfermo no puede atender, no se concentra. No va a aprovechar el tiempo. Le va a ser mucho más provechoso que, cuando se encuentre mejor, mire en casa lo que han visto en clase que dar por hecho que, por asistir enfermo, no va a perder contenidos (sobre todo cuanto más pequeño sea el niño).

Además, el cuerpo necesita ayuda para recuperarse: necesita descanso y reposo. Puede que los niños estén sentados en una silla, pero en clase, en descanso no están. Su mente está trabajando continuamente, el esfuerzo mental es considerable. No es lo que su cuerpo necesita para recuperarse en el menor tiempo posible.

Pero además, hay otra razón por la que no deberías llevar a clase a tu hijo si está enfermo: el contagio a los demás niños. No, no se van a contagiar igual. Esto es muy claro: si tú no quieres que tu hijo esté enfermo, yo tampoco quiero que el mío se contagie por el tuyo. Podríamos reducir mucho la cantidad de niños que se ponen enfermos si, entre todos, tomáramos un poco de conciencia.

(Y, desde luego, no lleves a tu hijo enfermo a visitar a otros niños o a conocer a ese recién nacido… Y tampoco vayas tú si lo estás).

Sin embargo, muchos padres manifiestan que tienen que ir a trabajar y no pueden ocuparse de sus hijos. Pero es que los centros escolares no deberían ser un lugar de conciliación familiar, no es donde los dejas para poder ir a trabajar o hacer otras cosas. Son lugares donde los niños van a aprender.

Si nuestro hijo está enfermo y no podemos cuidarle nosotros, podemos intentar dejarle con un familiar, una persona de confianza, una madre de día, un canguro…

Entiendo el nivel de dificultad que esto supone para muchas familias. Por eso hay una petición en Change que recoge firmas en apoyo a una baja laboral que permita cuidar unos días de tu hijo durante una enfermedad común, como sí se puede hacer en otros países.

(Te dejo en enlace con la información aquí)

Me parece fundamental que esta petición sea tenida en cuenta. Los niños enfermos tienen que quedarse en casa y alguien tiene que atenderles. Se necesita una solución ya: es la salud de nuestros niños.

¿Y tú? ¿Puedes conciliar? ¿Cómo lo haces?

Si crees que esta información puede serle útil a alguien y te quieres unir a esta reivindicación, te agradezco que compartas esta entrada en las redes sociales. Suscríbete al blog, me encantará hacerte llegar nuevas publicaciones.

4 comentarios

  1. Yo ni siquiera sabía que en España no existía esa baja. Madre mía, sí que están mal las cosas ahí… ¡qué vergüenza! En Polonia existe (y luego dicen que es un país menos desarrollado que España… ellos ya tienen la baja de maternidad de un año… ¿y España? Sin comentarios…)

    • Lo de España y la maternidad es un mundo aparte… A la madre que se queda en casa con sus hijos y no va a trabajar fuera se la ve con una mirada completamente machista. Y encima existe la creencia de que, lo normal, es que los niños se pongan enfermos, así que claro, no se puede dejar de trabajar por eso…

  2. Por cierto, a mí también me molesta la gente que va a trabajar enferma, incluso los profesores. Un compañero mío fue a trabajar cuando estaba lo suficientemente mal para estar con antibióticos y yo que estaba embarazada de aquella tenía ganas de huir de él cuando lo vi… Lo siento, pero cuando no puedes consumir casi medicamentos por el embarazo lo último que te apetece es que te contagien algo…

    • A mí en el primer embarazo me pegó una gripe tremenda un amigo que vino a tomar algo a casa…
      Lo peor de todo es que hay quien ve los contagios como algo normal. Hay situaciones que no se pueden evitar, pero si todos tuviéramos un poquito más de cuidado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *