Niños seguros en el coche

Meter al niño en la silla y abrochar el cinturón no es suficiente para mantenerle seguro. A menudo cometemos errores como dejar el abrigo puesto o juguetes sueltos en el coche. Los niños son los más vulnerables, por eso debemos tener en cuenta todos aquellos aspectos que pueden poner en riesgo su vida.

1. A contramarcha: no es igual de seguro ir en el sentido de la marcha, da igual qué silla tengas. El desarrollo muscular y óseo del cuello del niño no puede soportar la fuerza de un impacto; pero, a contramarcha, es la silla la que absorbe esa fuerza, resultando un 500% más seguro. Debería ir así como mínimo hasta los cuatro años.

Ni se marean, ni se aburren

a-contramarcha

Te recomiendo una web especializada en este tema, podes acceder a ella aquí.

2. Los asientos más seguros: son los traseros en el siguiente orden de más o menos: central, derecho, izquierdo. Esta clasificación está hecha en base a estadísticas de accidentes.

3. Regular el arnés: si el niño viaja a contramarcha, la altura desde la que el cinturón debe salir del respaldo se sitúa un poco por debajo de sus hombros. Sin embargo, si va en el sentido de la marcha, debe comenzar desde encima de ellos.

4. Ajustar el arnés: no puede estar flojo; tiene que estar lo suficientemente tenso como para que no se abra generando un hueco por el que el niño pueda salir disparado en caso de impacto. Lo ideal es que sólo te entre un dedo entre el cuerpo del niño y el cinturón. Además, es muy importante que ninguno de los tirantes quede retorcido, ya que no produciría la tensión suficiente para ofrecer una buena sujeción.

5. Colocar una pinza de cinturón: para mí fue la solución ideal para que mi peque, especializado en escapismo, no sacara los brazos del cinturón ni éste se le escurriera. Para que sea efectivo, tienes que colocarlo a la altura del pecho. Asegúrate de que la pinza sea homologada para que, en caso de accidente, no haga daño al cuerpo de tu hijo. Te muestro la que mis peques usan a través de este enlace afiliado de Amazon:


6. Sin abrigo: es muy importante quitárselo y no abrochar el arnés con él puesto. El motivo es que el cinturón no puede ajustarse al cuerpo lo suficiente y la fuerza de un impacto le llevaría a salir disparado. Si es invierno y el coche está frío, puedes ponerle el abrigo por delante cuando ya esté abrochado. Obviamente, tampoco envuelvas a un bebé en una manta antes de abrocharlo.

7. Respeta pesos y alturas: es muy importante que la cabeza del niño no asome por encima del respaldo de la silla y su peso no sobrepase el límite marcado por el fabricante. Cuando se produzca una de las dos circunstancias, es hora de cambiar de silla ya que no podrá proteger de forma segura a tu hijo.

8. Objetos sueltos: cuando se produce un frenazo brusco, la energía con la que sale disparado un objeto hace que su peso se multiplique (a 50 km/h, 1 kilo de peso se convierte en 32) pudiendo golpear y dañar gravemente a cualquier ocupante. Debo confesar que mi coche parece un mercadillo de juguetes, así que hemos decidido comprar un organizador de este estilo:



9. Sujetar la tablet / DVD: te recomiendo que no coloques el soporte delante justo de la silla de tu hijo para evitar que, ante un frenazo, salga disparado el dispositivo contra el niño. Como mis peques van uno a cada lado, yo lo tengo ajustado en el asiento central.

10. La saturación del oxígeno: la postura que adquiere en la silla un bebé que no es capaz de sentarse solo, hace que no pueda expandir bien el tórax y el abdomen para respirar, por lo que su saturación va bajando poco a poco. Se conoce como asfixia postural o posicional y puede producir graves secuelas al provocar apneas profundas, pudiendo llegar a producir la muerte del bebé. Por ese motivo, no puede permanecer en esa postura más de una hora y media; si vas a hacer un viaje largo, ten en cuenta que tendrás que hacer paradas de 15 minutos y sacar al niño de la silla. Además, no la uses para pasear con tu bebé o hacer la compra: su uso debe limitarse al coche.

11. El espejo espía: es especialmente útil si tus hijos van a contramarcha. Además, me parece indispensable para controlar su seguridad si le dejas comer en el coche o si tiene mocos o flemas y poder ver así que el niño se encuentra bien.


12. Bloquea puertas y ventanillas: activa el bloqueo de las ventanillas traseras para evitar que saque los brazos o arroje objetos y pon el seguro en la puerta de tu hijo para que no pueda abrirla desde dentro. Que no te parezca que tu hijo es demasiado grande o pequeño, es mejor prevenir.

Espero que estás recomendaciones te sean útiles y que no tengas nunca un incidente con el coche. Recuerda que, aunque no les guste el coche (puedes leer mi experiencia personal con este tema aquí), no debes NUNCA de sacarle del sistema de retención infantil y llevarle en brazos o mochila, ya que estarás poniendo en peligro su vida. Es mejor que pares y te lo tomes con calma. Ya sabes: es mejor llegar.

¿Y tú? ¿Conoces estas medidas? ¿Sabes de alguna más que podamos añadir?

Si crees que esta información puede ser útil, te agradezco que lo compartas en las redes sociales y me sigas en ellas. Me ayudarás a que mi blog crezca.

7 comentarios

  1. Buen post, como siempre. De mi casa al mundo escribió uno similar hace poco y creo que más o menos mencionáis lo mismo ???? Yo escribí uno sobre a contramarcha porque me preocupa que haya tanta gente todavía que lo ignore. Creo que nunca hay demasiados posts sobre este tema porque es muy importante. Por cierto, cuando nosotros apretamos el cinturón no dejamos ni un dedo, va tan apretado que a mi me parece excesivo, siempre que alguien me ve me dice que voy a ahogar a mi hijo, pero fue como me explicaron en la tienda (experta en a contramarcha) y él de hecho no se queja…

    • ¡Muchas gracias!
      No he visto el post que dices, pero lo buscaré a ver si hay algo importante que me he perdido.
      Yo también le aprieto el cinturón y lo ajusto todo lo que puedo, y normalmente me entra ese dedo justito…Debe ser que tengo poca fuerza!
      Me da mucha rabia que haya gente tan poco concienciada con la seguridad de los niños en el coche y no crean que llevarles a contramarcha pueda marcar la diferencia de una forma tan radical. Me parece que la web a la que se refiere el enlace es la más completa y por eso he puesto el link.
      Luego están los pequeños errores a los que no damos mucha importancia pero que realmente sí lo son. Este post iba más enfocado a ese camino y espero que sea útil.
      Gracias como siempre por tus comentarios!

  2. Artículos como éste son de gran utilidad si disfrutas viajando con tus niños.

    ¡Saludos!

    http://www.kangapp.com

  3. El houdini stop mi hija con tres años es capaz de abrirlo yo no lo recomiendo.

    • Sí, es cierto que con 3 años ya empiezan a abrirlo. También a desabrocharse el cinturón… Menos mal que mi peque grande ya es capaz de entender que es muy importante dejarlo abrochado y no quitárselo, lo que es un alivio porque ha sido un escapista profesional. A mí me ayudó muchísimo cuando era bebé. Si conoces alguna otra opción, homologada y segura, por favor me encantaría que la compartieras con nosotros. Seguro que hay alguien a quien le puede venir bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *