Montessori fuera de casa

Hace unas semanas que comencé el curso Montessori en el hogar al que podéis acceder aquí.

Ésta es la última lección del curso (aunque la semana que viene hablaré de las conclusiones, que es realmente el último vídeo).

Se trata de tener en cuenta aquellos lugares que pueden ofrecer experiencias enriquecedoras a los niños. Tenemos tres escenarios destacables:

Naturaleza

Para mí, sin duda, es el escenario preferido de todos los niños. Pueden sentirse libres, explorar, correr,…

No sé si os pasa lo mismo pero cuando estamos mucho tiempo dentro de casa, empiezan a ponerse nerviosos y a alterarse bastante. Así que siempre procuramos salir y notamos que se relajan bastante.

La verdad es que tenemos la suerte de tener un pequeño jardín y nos hemos ido dando cuenta de la importancia de acomodarlo a los niños. Así que nuestro jardín cada vez está más pensado para ellos (y yo cada vez lo voy viendo más bonito).

El problema viene cuando hace mal tiempo. Cuando hace bueno se disfruta muy fácilmente al aire libre y surgen mil actividades e ideas. Pero cuando llueve o hace mucho aire, nos cuesta mucho más.

Bei habla de algunos libros que te dan ideas para hacer actividades en la naturaleza. Y precisamente uno de ellos se llama “El libro del mal tiempo”. (Os dejo un enlace afiliado por si queréis echarle un vistazo porque, por lo menos a mí, me interesa).

Museos

No podemos pretender que un niño se comporte como un adulto y le cause el mismo interés. Su atención se debe atraer de una forma más práctica y experimental.

Además, debemos tener en cuenta que la mayoría de los museos tienen guías especiales para niños (por algo será) y es muy interesante que aprovechemos esa opción.

Tenemos que tener en cuenta los gustos del niño y los temas que le despiertan curiosidad y aprovecharlos para enseñarles así nuevas cosas.

Biblioteca

Si quieres transmitir a tus hijos la importancia de relacionarse con los libros, una buena manera es acudir con ellos a la biblioteca de manera regular.

Además, muchas bibliotecas organizan actividades para niños como cuentacuentos. Pasárselo bien allí y después coger un libro, hará que tengan más predisposición para leerlo.

Si te cuesta que mantenga silencio y acepte las demás normas, acude a la biblioteca cuando no haya mucha gente (puedes preguntarle allí cuándo es un buen momento). Seguro que, sin los nervios que produce molestar a los demás, podrás transmitir mejor a tus hijos la mejor manera de comportarse en una biblioteca y ellos estarán más receptivos.

El viernes que viene terminaré con este curso de Montessori en el hogar y te hablaré de las conclusiones que ofrece y de las mías propias.

También tienes aquí el enlace del curso por si quieres, como yo, llevar Montessori a tu vida. Hay muchísima más información de la que aquí ofrezco. Además, te recuerdo que puedes usar el código miregazo con el que obtienes 5 euros de descuento.

(Puedes ver todos los cursos que ofrece la escuela Bitácoras aquí)

(Puedes leer mi experiencia con todas las lecciones aquí)

¿Te animas a llevar Montessori a tu vida conmigo? Espero que sí y que te quedes cerca de este blog. Si te suscribes, te haré llegar más información sobre el blog y mis experiencias.

Por favor, ¿compartes esta entrada en las redes sociales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *