En pausa

Estoy en pausa. Llevamos una temporada complicada de virus, así que las noches durmiendo poco y mal se acumulan y terminan creando un montón de tareas pendientes que no haces porque estás cansada.

Además, mi móvil funciona tan mal, que me está manteniendo alejada de las redes sociales (y dándome tareas extras: guardar fotos, contactos, buscar otro…).

Al final no he podido subir ningún post nuevo esta semana. Iba a publicar hoy el que correspondía de Montessori. Pero me he dado cuenta de que no iba a salir como me gustaría porque no he podido dedicarle el tiempo que se merece. Así que he decidido posponerlo al viernes que viene.

Este finde lo gastaré en organizarme, en decidir qué quiero, empoderarme y darme la oportunidad de hacerlo.

Ando buscando mi propia voz en mi blog, mi propio tiempo en mi mundo y mi propia fuerza en mis decisiones.

Mi idea es publicar lunes (en la categoría de Pensamientos), miércoles (Crianza / Emociones) y viernes (Montessori).

Además, retomar Instagram: todo un descubrimiento que me ha regalado el blog.

Leer, leer, leer. Y seguir formándome.

Cuidarme.

Y, por si fuera poco, llenar algún hueco con otros sueños.

¿Querrás acompañarme?

Si tienes alguna idea que añadir, me encantará escucharte.

6 comentarios

  1. Siempre 😉 (en respuesta a tu pregunta). Yo también llevo unos días de semiausencia en el blog, de hecho cuando estuve sin internet estuve casi dos semanas sin publicar. Ahora estoy trabajando mucho en el tema rutinas (acabo de publicar un post), intentando crear un cierto orden en nuestras vidas que nos permita hacer lo que nos proponemos, lo que nos sienta bien y evitar ciertos conflictos. ¡A ver si lo conseguimos!

    • ¡Gracias! ¡Si es que eres un encanto!
      Tengo que leer tu post con urgencia. Necesito rutinas, ¡pero para mí! Una mejor organización de mi tiempo. Aunque tengo que reconocer que pierdo mucho con tonterías que luego me arrepiento, así que quiero centrarme en lo que verdaderamente me importa

      • Yo me he propuesto publicar los posts con mis resultados y “experimentos” con lo de las rutinas. Por ahora he publicado solo el de las rutinas diarias de Antek. Pero trabajar he trabajado ya en rutinas semanales para Antek, rutinas semanales de menús (porque a veces me rompo la cabeza, y también por otra razón que explicaré cuando escriba el post sobre el tema), rutinas para mí, rutinas para los tres y rutinas para los dos (mi marido y yo). Tengo un montonazo de cuadros de rutinas ahora mismo, jajaja. Así que en estos momentos busco la forma de ponerlos bonitos…
        Por cierto, para evitar lo de perder el tiempo con tonterías (que a mí también me pasa) está muy bien el Mindfulness, creo que vas a tener que apuntarte ese curso como el próximo que hagas 😉 (que ahora ya sé que ya estás con muchos).

        • ¡Vaya! ¡Tienes un máster en rutinas!
          Yo reconozco que siempre he sido de tener las mínimas rutinas, tengo una facilidad enorme para salirme de ellas. El problema es que con los peques tengo que tener cuidado para mantener un mínimo orden en sus vidas…
          Al final me vas a convencer con lo del curso. Aunque ahora mismo estoy con 3 (y otros 3 en mente). Empiezo a acumularlos, como los libros!

          • Yo también fui siempre bastante anti rutinas, pero me he dado cuenta de que con un niño pequeño son casi necesarias… Porque les dan seguridad, ritmo, ayudan a que acepten una cosa (sabiendo que la otra que anhelan vendrá después)… Creo que pueden ayudar, por eso me puse en ello. Y para nosotros porque veo que sino acabamos dejando todo “para otro día” por el cansancio y pasan los días, las semanas y los meses sin que hagamos esas cosas…

          • Tienes toda la razón del mundo. A mí no es que no me gusten, ¡es que soy incapaz de mantenerlas! Me encantaría, pero siempre termino dejándolas… tendré que buscar el punto intermedio que se adapte a mi forma de ser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *