El rol del adulto en Montessori

Hace unas semanas que comencé el curso Montessori en el hogar al que podéis acceder aquí.

Obviamente no os puedo contar el curso, pero quiero hablaros de mi experiencia según voy haciendo las lecciones.

Cada vez estoy más convencida de que lo recomiendo totalmente. Es ameno, útil, riguroso en las explicaciones, bien planificado y tremendamente práctico. Me encanta la forma que tiene Bei de transmitir que los conflictos ocurren con todos los niños (no es que sólo nos pase a nosotros) y que podemos encontrar una solución respetuosa.

La lección de esta semana trata sobre el adulto y la necesidad de que el cambio se produzca en nosotros mismos. Sólo si nosotros somos respetuosos con los niños, tenemos en cuenta sus necesidades reales y les dejamos que experimenten con sus propios actos, podremos comenzar a gestionar los conflictos y evitarlos en el futuro.

Se aborda ese papel fundamental del adulto y también el autocuidado y la gestión de conflictos. Se tratan los límites y las consecuencias naturales y lógicas y la importancia de evitar castigos, premios y halagos vacíos.

Bei explica una serie de recursos para gestionar los conflictos. Me referiré a tres de ellos que se ajustan más a la intención de contar mi experiencia con el curso:

1. La mesa de la paz. No la he puesto en práctica aún porque me da miedo convertirla en una silla de pensar disfrazada. De hecho, he escrito un comentario a Bei pidiendo más información al respecto (otra de las cosas buenas del curso es poder interactuar).

2. Reunión familiar. Llevo tiempo dejándolo caer en casa. Así que este domingo tendremos nuestra primera reunión (en la que plantearnos la creación de una mesa de la paz).

3. El cuadro de rutinas. Trabajar con rutinas favorece la transición de una actividad a otra, que es algo que les cuesta mucho a los niños.

Estas tres cosas quiero hacerlas bien, así que haré un post con cada una de ellas cuando lo tengamos establecido en casa y asimilado en nuestra vida (o para contar si no ha funcionado).

Esta semana os propongo seguir profundizando en el autocuidado. Si ya lo dejé como propuesta en el anterior post Montessori, esta vez Bei me ha terminado de convencer. Necesitas cuidarte para poder cuidar. Realmente pienso que es un poco objetivo porque, por ejemplo, yo no necesito una tarde a la semana sin niños, ni escapadas románticas, ni salir de noche; pero estoy segura de que hay quien sí.

Lo mío es mucho más básico: dormir, soñar con comer tranquila y volver a dormir. Sin embargo, como de lo que se trata es de buscar un tiempo para ti, he decidido empezar a correr. Hacer ejercicio me parece una buena manera de sentirse bien.

Además, os animo a que busquéis información sobre la rueda de opciones. Una forma respetuosa de resolver conflictos y fomentar la toma de decisiones.

Yo voy a ver el video de la siguiente lección: “Ambientes preparados y necesidades de los bebés (0 – 3 años)” y, la semana que viene, te contaré mi experiencia.

Te dejo el enlace del curso por si quieres, como yo, llevar Montessori a tu vida. Hay muchísima más información de la que aquí ofrezco. Además, te recuerdo que puedes usar el código miregazo con el que obtienes 5 euros de descuento.

Enlace al curso “Montessori en el hogar”aquí.

Puedes ver mi experiencia personal con cada una de las lecciones del curso AQUÍ

(Puedes ver todos los cursos que ofrece la escuela Bitácoras aquí)

¿Te animas a llevar Montessori a tu vida conmigo? Espero que sí y que te quedes cerca de este blog. Si te suscribes, te haré llegar más información sobre el blog y mis experiencias.

Por favor, ¿compartes esta entrada en las redes sociales?

2 comentarios

  1. Bei tiene un Post sobre la mesa de la paz en su blog en el que explica muy bien las diferencias entre esta y la mesa de pensar. Supongo que ella misma te pasará el enlace 😉
    Yo también he pensado en hacerla pero siempre lo he ido dejando pensando que Antek era muy pequeño…

    • Sí, me pasó el enlace a través del curso ????
      Nosotros vamos a hacer una pensando en que la pequeña, que es la que peor gestiona las emociones y necesita que la ayudemos a canalizar su frustración.
      Cuando la tenga os lo cuento e incluyo los enlaces de Bei, por supuesto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *