El período de adaptación

Llega septiembre. Algunos niños, los más peques, empezarán el colegio por primera vez y pasarán por el período de adaptación. Pero ¿qué es exactamente? Y además, ¿qué podemos hacer los padres para que nuestros hijos se adapten al cole?

¿Qué es?

El período de adaptación es aquel tiempo que el niño necesita para establecer un vínculo con el profesor (al que no conoce), y con sus nuevos compañeros (que también pueden ser desconocidos), en un lugar en el que nunca ha estado.

La finalidad de este período es la integración, sin confundirla con la resignación del niño ante la nueva situación: no buscamos niños pasivos o inhibidos; por supuesto que tampoco queremos que sientan angustia y sean un hervidero de llantos y rabietas. Queremos que jueguen y se atrevan a explorar para poder disfrutar de la escuela y de todo lo que les puede enseñar.

Es importante no quitarle al asunto la importancia que sí tiene. Es cierto que el niño va a jugar y pasárselo bien. Pero para ellos, no es nada fácil la separación con su figura de apego. Sienten miedo y no debemos menospreciar sus sentimientos.

¿Qué podemos hacer nosotros?

Es conveniente comenzar antes a prepararles mediante una serie de pautas que le den confianza para afrontar el nuevo período produciéndose una buena integración (puedes leer mi post sobre cómo hacerlo aquí).

Una vez que el cole ya ha empezado, es necesario tener una dosis extra de paciencia con ellos, ya que se pueden volver irritables debido a que están más vulnerables emocionalmente. Por eso es imprescindible que siempre valides sus sentimientos y nunca censures su comportamiento, ya que necesitan saber que siempre tienen tu apoyo (“Quiéreme cuando menos lo merezca porque será cuando más lo necesite”).

No creas que sólo tienes que resaltar lo bueno del colegio porque así no lograrás empatizar. Dile que le entiendes. Que es duro separarse de mamá. Que esos niños aún no son sus amigos. Que a veces el cole es aburrido. Que tú también le echas de menos. Apoya su sentimiento, que sepa que conoces por lo que está pasando. Luego ya puedes decirle todo lo bueno que el colegio tiene.

Si no quiere volver, puedes intentar llegar a un acuerdo para que se sienta involucrado en la decisión de acudir. Puedes hablar con su profe de la posibilidad de no ir un día a la semana, de ir a buscarle antes, de poder acompañarle un rato en clase,…

Si no lo haces ya, te animo a que practiques el colecho. Diversos estudios han demostrado que los niños que duermen con sus padres cuando empiezan el cole, rebajan durante la noche su nivel de ansiedad.

¿Qué puede hacer el colegio?

El colegio tendrá establecidas sus propias pautas para realizar el período de adaptación. Lo ideal sería que los padres tuvieran una entrevista privada con el profesor de tu hijo antes de comenzar las clases y una segunda entrevista en la que estuviera el niño para que ambos puedan conocerse. Tanto el tiempo que el niño va a permanecer en el colegio como el número de compañeros con los que va a estar, debería irse aumentando paulatinamente. Además, se debería permitir la asistencia de los padres los primeros días de clase, dejándoles solos cuando el niño realmente esté preparado.

¿Y tú? ¿Cómo es vuestro período de adaptación?

2 comentarios

  1. Lo que más difícil me parece de gestionar es lo de aumentar paulatinamente el número de compañeros… Aquí en Alemania creo que los padres pueden ir hasta que el niño ya se siente bien y está preparado. A veces prueban antes si el niño se resiste mucho, pero con consentimiento de los padres que yo sepa.

    • Lo de aumentar el número de compañeros paulatinamente lo hace el propio centro por turnos. Según se aumenta el tiempo de estar en el cole, se van uniendo los pequeños grupos que se han organizado.
      Es curioso porque creo que aquí lo más difícil de encontrar es que te dejen estar con ellos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *