Criticar delante de los hijos

Haya muchas razones por las que, en un momento dado, criticamos a alguien. Quizás sean pequeñas cosas que decimos y que no luego no le damos más importancia. Pero ¿sabes qué le estás enseñando a tu hijo cuando lo haces delante de él?

  • A NO SER RESPETUOSO

Hay que ser conscientes de que lo primero que aprenderá tu hijo es a no respetar las formas de actuar, de pensar, de ser de las demás personas, con todo lo que ello implica.

  • A HACER BULLYING

Le estás enseñando que meterse con alguien está permitido. En una situación en la que un grupo se pone a criticar, se sentirá cómodo desde esa posición que le resulta familiar. ¿No lo habías pensado? No se trata de una exageración (tampoco digo que éste sea el motivo que lleve a un niño a hacer bullying, puesto que influyen más factores).

  • A TENER POCA AUTOESTIMA

Cuando criticamos a alguien, parece que estuviéramos comparando con lo que nosotros somos capaces de hacer mejor. Sin embargo, las críticas no resaltan nuestras virtudes, sino que hacen que nos fijemos en los errores. Tu hijo aprenderá antes a ver las cosas negativas que las positivas, incluidas las propias.

Además, entenderá que cualquiera puede ser criticado, ¿por qué no él?

Y si no tenemos delante a la persona a la que estamos criticando, pensará que también él puede que esté haciendo algo mal y nadie se lo esté diciendo. ¿Cómo va a saberlo?

  • A MENTIR Y A DESCONFIAR

Si criticamos delante de los hijos lo que ha hecho o dicho la otra persona (o lo que llevaba puesto) cuando ya no está presente, simplificará lo que está pasando comparándolo con una mentira.

Además, aprenderá a desconfiar de los demás y no sabrá si lo que le dicen es verdad o si esa persona está pensando lo contrario.

LO QUE SÍ DEBEMOS ENSEÑAR:

Esto no significa que no podamos mostrar nuestro desacuerdo. Al contrario, debemos enseñarle a defender su opinión. Para ello, expresa tu desacuerdo siempre delante de esa persona y nuca por detrás; hazlo sin ofender, de forma respetuosa y educada y procurando no dañar los sentimientos de nadie. Intenta hacer críticas constructivas que se refieran a una mejora y no a resaltar lo negativo.

Si sientes la necesidad de expresar algo negativo de otra persona sin que se encuentre delante, espera a que tu hijo tampoco lo esté.

Para enseñar a nuestros hijos a ser respetuosos, debemos aprender nosotros a respetar, a ser más tolerantes, a dejar vivir.

Mientras no haga daño a nadie, cada cual es libre de hacer y deshacer como quiera, y no por ello merece una crítica.

Incluido tú.

Si crees que esta información puede ser útil, te agradezco que lo compartas en las redes sociales y me sigas en ellas. Me ayudarás a que mi blog crezca.

6 comentarios

  1. Genial post, me ha gustado mucho ????

  2. ¡Hola! tienes mucha razón, lo que muchas veces no entendemos es que somo el ejemplo de nuestros hijos, y lo que hagamos ellos también lo harán. Hay una reflexión algo vieja sobre eso “Somo el ejemplo de nuestros hijos”, la agregué a mi blog, cuando quieras la miras (Tengo un apartado de “Educación y familia”). Mi blog se llama “Consejos y Reflexiones DX”. Sigue así ¡Éxitos!

    • Hola! Estoy de acuerdo: los hijos hacen lo que hacemos, no lo que decimos que hagan.
      Gracias por tu comentario y por la recomendación. Le echaré un vistazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *